Los tres pilares de la alimentación saludable

Los tres pilares de la alimentación saludable

Lo peor que puedes hacer para perder peso es intentar copiar las dietas de los famosos. Puede que pases hambre o incluso subas de peso. Es importante saber diseñar hábitos alimenticios especiales para ti. Y hay tres factores que siempre debes tener en cuenta para hacerlo: las calorías, los macronutrientes y los micronutrientes. En este artículo te explicaremos los primeros dos puntos.

Las calorías son una forma de energía que se encuentra en los alimentos. No debemos huirles. Nuestro cuerpo las necesita para funcionar de manera óptima.

Los macronutrientes o “macros” son principalmente los tres grandes grupos de nutrientes. Las proteínas, como el pescado. Las grasas, como el aceite de oliva. Y los carbohidratos, que pueden ser galletas, pan, pasteles, entre otras cosas deliciosas.

¿Cómo funcionan los macronutrientes en tu dieta?

La proteína es un componente increíblemente importante de cada célula del cuerpo. El cabello y las uñas están compuestos principalmente de proteínas. Es un macronutriente vital que el cuerpo utiliza para construir y reparar músculos, huesos, piel e incluso sangre.

Las grasas en la dieta son esenciales para darnos energía y apoyar el crecimiento celular. También ayudan a proteger los órganos y a mantener el calor corporal. Por último, las grasas te ayudan a absorber algunos nutrientes y a producir hormonas vitales, como la testosterona.

Los carbohidratos se dividen en tres categorías: fibras, almidones y azúcares.

La fibra es un componente increíblemente importante de los carbohidratos. Las fuentes típicas incluyen frijoles, granos enteros, frutas y verduras. No solo ayuda a las bacterias intestinales a sobrevivir y prosperar. Pero también podría frenar el apetito, disminuir los niveles de colesterol, disminuir algunos riesgos de cáncer,

Los almidones, sin embargo, son los carbohidratos más consumidos en todo el planeta. Con mayor frecuencia los encuentra en granos y tubérculos.

Por último llegamos a los azúcares. Se absorben rápidamente en nuestro torrente sanguíneo, causando un gran pico de azúcar en la sangre. Por lo tanto, un pico de insulina y eso puede causar muchos problemas si los comes en exceso.

Estos son algunos conocimientos que puedes utilizar para diseñar tu plan de alimentación. Para conocer los detalles, y cómo integrar los micronutrientes, tendrás que leer la siguiente publicación.