You are currently viewing Dale un boost a tu desempeño deportivo con este nutriente

Dale un boost a tu desempeño deportivo con este nutriente

Si sientes que tu desempeño no mejora por mucho que entrenes, tal vez necesitas consumir más magnesio. Los estudios muestran que la mayor parte de la población está en riesgo de deficiencia de magnesio. Se debe a una variedad de factores de estilo de vida. Entre estos, una dieta rica en alimentos procesados.

Enfermedades como la diabetes tipo 2 o la dependencia del alcohol pueden hacernos más susceptibles a bajos niveles de magnesio. Un análisis de 2016, de la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición, encontró que el 48% de los estadounidenses no obtienen el magnesio adecuado en sus dietas.

¿Qué beneficios tiene el magnesio en el desempeño deportivo?

Un estudio de 2017 revisó la conexión entre el magnesio y el rendimiento en el ejercicio. Descubrió que cuanto más activo eres, tu cuerpo necesitará más magnesio. Algunos afirman que puede ayuda a recuperarte más rápido de los entrenamientos.

Sabemos que los músculos necesitan magnesio adecuado para funcionar bien y evitar calambres. Por lo que tiene sentido que los niveles óptimos de magnesio puedan facilitar una mejor recuperación de los entrenamientos. En general, el magnesio participa de varios procesos corporales relacionados a la actividad física. Entre estos se encuentran:

  • Convertir los alimentos en energía.
  • Crear nuevas proteínas a partir de aminoácidos.
  • Es parte de la contracción y relajación de los músculos.
  • Ayuda a mover el azúcar en la sangre a los músculos y a eliminar el ácido láctico. Este ácido es el responsable de la fatiga muscular que se puede sentir tas un entrenamiento de fuerza.

¿Cómo puedo consumir más magnesio?

Como casi siempre, la mejor solución es tener una dieta balanceada. Aquí te contamos de algunos alimentos que contienen niveles más altos de magnesio para incorporar a tu rutina.

  • Verduras verdes: como espinacas y Acelgas. Además, comerlas hervidas ayudará a que procesemos mejor el magnesio.
  • Semillas y frutos secos: como semillas de calabaza, quinoa cocida, almendras y cashews o anacardos.
  • Pescados: especialmente el salmón, el fletán o hipogloso y la Caballa
  • Otros alimentos que también pueden ayudar son el chocolate negro (70–85% de cacao), los frijoles negros y el aguacate.