¿Cómo funciona realmente la “dieta keto”?

¿Cómo funciona realmente la “dieta keto”?

Es una dieta súper popular para la pérdida de peso. Pero la persiguen mitos sobre cómo funciona y qué efectos tiene en tu cuerpo. Si quieres disfrutar de sus beneficios de manera saludable, sigue leyendo.

Para empezar, hay tres macro nutrientes principales a los que vamos a prestar atención: proteínas, grasas y carbohidratos.

Estos son nutrientes que puedes encontrar en los alimentos que consumes todos los días. La dieta estadounidense estándar consta de 35% de grasas, 15% de proteínas y 50% de carbohidratos. Sin embargo, la dietas ketogénicas tienen números muy diferentes: 75% de grasas, 20% de proteínas y 5% de carbohidratos.

Eso es 10 veces menos carbohidratos que el estándar en los EE. UU.

¿Qué le sucede a tu cuerpo cuando comienzas la dieta ketogénica?

El cuerpo lidia con este consumo extremadamente bajo de carbohidratos de dos maneras. Primero, entra en un estado de ketosis, el cual cambia la fuente de energía del cuerpo a principalmente grasas. Lo que básicamente significa que descompone las grasas en algo conocido como ketonas y los utiliza como energía. De ahí viene la palabra ketosis. En pocas palabras, tu cuerpo comienza a quemar grasa como fuente de energía primaria y se aleja de la glucosa. Ya que la glucosa la obtenemos de los carbohidratos.

El proceso de entrar en ketosis toma unos días, y durante esos días las personas experimentan algunos efectos secundarios adversos:

  • Mente nublada
  • Irritabilidad
  • Náuseas
  • Malestar gastrointestinal.

Algunas personas le llaman a esto la “gripe ketogénica”.

El segundo proceso que usa su cuerpo es la gluconeogénesis. Esta es la capacidad del cuerpo para crear glucosa a partir de fuentes que no son carbohidratos. Al saber todo esto ¿podemos recomendar esta dieta para la pérdida de peso? Lamentablemente no es tan sencillo. Para aprender más sobre si la dieta keto es ideal para ti, tendrás que leer la siguiente publicación.