¿A dónde se va la grasa que quemas?

¿A dónde se va la grasa que quemas?

El tejido graso está lleno de importantes moléculas llamados lípidos. Los lípidos son excelentes para conservar energía. Cuando las moléculas se desintegran, liberan la energía almacenada y esto es a lo que llamamos “quemar grasa”.

Pero cuando quemamos la grasa de nuestro cuerpo ¿A dónde se va?

Sorprendentemente, la mayoría de los médicos, dietistas y entrenadores no sabe la respuesta correcta. Si les preguntas, suelen responder que el tejido graso se convierte en energía y se pierde en la forma de calor corporal. Pero como explicamos antes, la grasa no se convierte en energía: la almacena y puede liberarla. Por lo que no es posible convertir el tejido graso en energía. No exactamente.

Los lípidos están compuestos por hidrógeno, carbono y oxígeno. La energía almacenada en los lípidos se encuentra específicamente en los enlaces que mantienen estos componentes pegados unos a los otros. Así que, cuando quemamos grasa, esas moléculas siguen ahí, aunque la energía almacenada en los enlaces sea liberada. En realidad, cuando quemas grasa, la mayor parte sale del cuerpo en forma de nuestra respiración.

Para quemar grasa, necesitas inhalar oxígeno que te permita metabolizarla. Luego, el proceso de descomposición de la grasa produce dióxido de carbono y agua. Básicamente, por cada kilo de grasa que quemes, el 80% lo exhalas en forma de dióxido de carbono al respirar. El otro 20% se pierde en forma de agua, sea en la orina, sudor o lágrimas.

Si quieres quemar grasa rápidamente, es importante tener los niveles de testosterona óptimos. Si necesitas ayuda para encontrar balance, T-Factor Men es un producto 100% natural que te ayuda a lograr tus objetivos. La testosterona logra que las fibras musculares crezcan en tamaño y se multipliquen las células del músculo. Eliminar la grasa es algo muy sencillo, con el mejor aliado:  T-Factor Men.